joceurope.org



  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Life Stories

La historia de Larysa

E-mail Imprimir PDF

"Al principio no pensaba trabajar mucho tiempo allí, por eso he aceptado trabajar sin contrato. Durante 2 años el patrón no me ha propuesto un contrato, hasta que la ley ha sido adoptada."

Larysa, 24 años, Ucrania

"Vengo de un pueblo a unos 300 km de L'viv, cerca de la frontera de Bielorusia. En mi región los trabajadores trabajan en las fábricas de salchichas, la industria del mueble y la producción de pan y láctea, pero yo he venido a Lviv para hacer estudios en tecnología alimenticia en una escuela técnica."

En el momento cuando ha comenzado sus estudios, el gobierno ofrecía una educación gratuita, sin embargo, los estudiantes tenían que pagar por los exámenes. Por eso, Larysa ha tenido la posibilidad de empezar sus estudios pero enseguida ha tenido que buscar trabajo para poder pagar sus exámenes.

Al principio, la vida en L’viv fue difícil. Sus padres no vivían juntos y tenían problemas financieros.

Después de haber estudiado 4 años, Larysa trabaja actualmente como camarera en un bar estudiantil. Trabaja allí desde hace cinco años, pero los dos primeros años no tenía contrato. Cuando el gobierno ha adoptado una reglamentación que obligaba a los empleadores a hacer un contrato, Larysa ha tenido uno.

"Al principio no pensaba trabajar mucho tiempo allí, por eso he aceptado trabajar sin contrato. Durante 2 años el patrón no me ha propuesto un contrato, hasta que la ley ha sido adoptada."

Última actualización el Lunes 07 de Octubre de 2013 13:06 Leer más...
Share

La historia de Chus

E-mail Imprimir PDF

"Falso empleo, desprofesionalización, aprovechamiento de principiantes, formación inexistente, ninguna vocación, falta de material y de personal.."

Jesús Redondo Navarro, 27 años, España

Aún recuerdo mi primer empleo como Animador Sociocultural, tan sólo tenia 18 años, era un chico inocente, con muchas ganas de trabajar, de hacer cosas y sobre todo de cambiar el mundo… me prometieron un empleo con futuro, era verano y si consideramos “futuro” hasta septiembre del mismo año… hasta ahí llegó mi tiempo de trabajo…

Allí estaba yo, ansioso por empezar, justo delante de la puerta del Ayuntamiento de Granada, se celebraba El Día Sin Coche, una jornada en la que se intentaba concienciar a la sociedad de utilizar lo menos posible el coche.

Una vez preparada mi mesita para realizar un taller con niños, el jefe se preocupó por mi, o mas bien por mi inexperiencia, y cinco minutos antes de comenzar me explico mi labor.

Debería de fabricar sombreros de goma espuma a todos los niños que se acercaran a mi taller en dos horas… no habían pasado ni diez minutos del inicio de la actividad, y ya tenia unos veinte chiquillos acompañados por sus madres y en algunos casos de sus abuelas esperando su sombrerito que no llegaba nunca y cuando llegaba, digamos que a los chavales no les convencía mucho, porque no tenía mucha experiencia y nadie me había explicado con anterioridad lo que tenía que hacer.

Última actualización el Miércoles 29 de Abril de 2015 05:26 Leer más...
Share

La historia de Erdijan

E-mail Imprimir PDF

"Algunos de los otros empleados no recibieron ropa de seguridad de la agencia de trabajo temporal, por eso yo no me ponía la mia, porque no quería sentirme diferente a los demás"

Erdijan, 18 años, Alemania

Antes que mi familia escapase de la violencia en nuestro país, viviamos en Kosovo, en Pristina, la capital.

Cuando hemos llegado a Alemania, hemos pasado 3 meses en un campo de refugiados. Eramos 13 personas compartiendo una misma habitación. Después nos hemos cambiado a un apartamento perteneciente a una organización caritativa.

Ahora vivimos 5 personas en nuestro apartamento: mis padres, mis dos hermanos y yo. Mi padre trabaja en una fábrica de pan. También recibimos ingresos complementarios de la oficina de ayuda social.

Durante mucho tiempo, mi familia ha tenido miedo de una posible expulsión. Ahora yo tengo un permiso de residencia. Hasta hace algunos meses mi abuela tenía un permiso de residencia especial y nosotros teníamos mucho miedo de que fuera enviada a Kosovo. Ella también ha sufrido mucho a causa de esta inseguridad.

Soy romaní. El idioma romaní es muy importante para mi. Voy a asegurarme de que mis hijos también lo aprendan. Los miembros de mi familia viven en varias partes de Europa. Tengo mi diploma de la escuela secundaria que me ha preparado para trabajar como aprendiz. Me gustaría empezar una formación de cocinero. Mi sueño es tener un restaurante de comida yugoslava.

En este momento tengo varios empleos. Por ejemplo limpio un supermercado y hago trabajos de pintura. Estoy trabajando a través de una agencia de trabajo temporal - una de las más grandes de alemania  Estoy trabajando en una empresa de archivado donde me quedaré todavía una o dos semanas, después volveré a la empresa de empaquetado de pan.

La agencia de trabajo temporal nos dió ropa de protección, pero yo no uso ni los guantes ni las botas porque no son muy prácticas, por eso tengo heridas en las manos y los pies. Algunos de los otros empleados no recibieron ropa de seguridad de la agencia de trabajo temporal, por eso yo no me ponía la mia, porque no quería sentirme diferente a los demás. Hay 9 trabajadores interinos y cuatro empleados fijos. No todos vienen de la misma agencia de trabajo temporal.

El 90% de los trabajadores en la empresa de empaquetado de pan son interinos. Sólo los dos jefes son fijos y algunos empleados de la administración. El salario no es tan bueno en ninguna de estas empresas. Incluso si me ofrecieran un contrato fijo, no estoy seguro que lo aceptaría, porque el salario no es bueno. Prefiero trabajar en la empresa de empaquetado de pan porque el salario es un poco mejor que en la otra empresa, pero la empresa de archivado tiene mejores condiciones de trabajo y mejores horarios.

Última actualización el Viernes 13 de Marzo de 2015 15:27 Leer más...
Share

La historia de Anna

E-mail Imprimir PDF

"A veces no hacia la pausa porque había mucho que hacer"

Anna Maria, 23 años, Austria

Anna Maria ha terminado sus prácticas en el comercio minorista. Durante la formación práctica en una tienda, se produjo un robo por valor de 5.000,- € en la tienda y Anna y otro compañero fueron despedidos.

La gustaba su trabajo. Fue un buen entrenamiento y aprendió muchas cosas, a pesar de las difíciles horas de trabajo. Durante el período de Navidad por ejemplo, (desde principios de diciembre hasta el 6 de enero) TODO EL MUNDO tenía que trabajar hasta el cierre de la tienda. Sólo los días festivos oficiales eran días de descanso.

Durante el período de prueba, Anna trabajaba 40 horas a la semana, más las horas extraordinarias * (* durante el período de prueba, esto es realmente ilegal). Al final del periodo de prueba, ganaba aproximadamente 1.000,- € mensuales. Su horario de trabajo estaba dividido en diferentes turnos durante todo el día. Comenzaba muy temprano en la mañana y trabajaba hasta altas horas de la tarde. Ella era siempre la última en salir. La jornada partida (la pausa) durante el día era demasiado corta para ir a casa. "A veces no hacia la pausa porque había mucho que hacer".

Última actualización el Viernes 22 de Mayo de 2015 10:34 Leer más...
Share

Gails Story

E-mail Imprimir PDF

"They always promise they will contact me, but they never call back"

Gail, 22 years, Belgium

For 3 years I've been registered at all interim offices in Oostende, and the reason I'm so mad, is because today I was again disappointed. I came here because they called me to say that I could begin in the supermarket here in Oostende. Thrilled, I came to the interim office for my validation. Then the lady said that the job will not continue. The supermarket stated that it is 'on hold' and I can no longer work there. They always promise that they will contact me but they never call back. And then they ask me the same questions: "Is your address still the same? Has your phone number changed? And what kind of work do you want? ". I know all the questions by heart. It's just a tape machine that goes off every time.

I saw several times in the shop windows a job vacancy hanging for a saleswoman. But whenever I ask about it, they say that the job is no longer available. This happened several times. Other times they had a job in another shop. She promised to contact me, but after two weeks I heard nothing, and I went to see them and then had to come home because suddenly they knew nothing about that job...

You have to constantly go to the agency with proposals for what you want to do, otherwise, they only propose things that have nothing to do with your hopes and wishes. They did have some proposals, but they do not take into account the fact that I have no driving license for example. I have wanted a license for so long, but I cannot afford it. So I want to find work in the region of Oostende. I sometimes get automatic text messages to go to Brussels, Antwerp and Gent to work.  When I arrive later at the interim office, they say to me: "Did you get a text message?" When I reply that these places are too far for me, they always say: "Do you really want to work?"

They know that I am searching for work in sales in the non-food sector, but I was sent to a bakery to go and clean. I really feel inferior, or that maybe it is my dark skin.

Última actualización el Lunes 07 de Octubre de 2013 13:07 Leer más...
Share

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL