joceurope.org



  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La JOC Europea en movimiento en Ucrania

E-mail Imprimir PDF

"Queremos un cambio en nuestra sociedad"

En el 2008, una crisis económica ha azotado al mundo entero, produciendo un impacto enorme sobre la situación de los jóvenes trabajadores en Ucrania. Los testimonios de jóvenes entrevistados por los miembros de la JOC de Ucrania en L'viv nos muestran que las cifras oficiales de desempleo no expresan plenamente la realidad vivida por los desempleados en la búsqueda de trabajo. Por otro lado, los trabajadores que se han visto afectados por las condiciones precarias en su lugar de trabajo, dudan en compartir su experiencia por miedo a perder su empleo.

"Trabajo en una fábrica que produce piezas electrónicas para teléfonos móviles. La crisis ha tenido un impacto negativo sobre nosotros. Mucha gente ha sido despedida. Además muchos de mis compañeros trabajan actualmente sin contrato a causa de la crisis; nuestro salario también ha sido reducido y yo sólo trabajo tres días a la semana. No es suficiente."

- Ivan, 24 años, L'viv

Desde el 2005, la JOC (conocida bajo el nombre de PHM de Ucrania) se esfuerza en recoger experiencias de jóvenes desempleados, no solamente para saber más de su situación, sino también para poner en marcha junto con ellos, medidas prácticas para el cambio. Nuestro trabajo en Ucrania sigue y en este periodo de crisis económica, las condiciones de trabajo de los jóvenes son cada vez más precarias. Por eso la JOC Europea consagra tiempo a entablar nuevos contactos con jóvenes desempleados y jóvenes que tienen un empleo temporal y precario.

"Tengo un sueldo muy bajo, lo que me obliga a alquilar una habitación compartida con otras dos personas. No puedo permitirme alquilar una habitación sólo para mi. En invierno, hace mucho frío. He estado hospitalizada dos veces después de haber enfermado por causa del frío. Con mi sueldo tengo que pagar el alquiler y la ropa para el trabajo. Ahorro limitando los gastos de alimentación. Sé que esto no está bien porque no tengo suficientes vitaminas y a menudo estoy enferma." - Natalia, 26 años, L'viv

Anna, una de los miembros más recientes de la PHM de Ucrania, acaba de empezar a trabajar como liberada para ayudar a construir el movimiento en Ucrania. Ha trabajado para recoger testimonios de jóvenes trabajadores que, como ella, se ven confrontados a problemas de desempleo, de incertidumbre a nivel profesional y de falta de contrato fijo. Hemos entrevistado a Anna hace poco para saber un poco más de sus vivencias y de las de otros jóvenes ucranianos.

"Durante la crisis económica he encontrado trabajo en las montañas a las afueras de L'viv. Era otro contrato temporal interesante, pero también era estresante e inestable. Mucha otra gente como yo se han ido de la ciudad para intentar encontrar un trabajo fuera. La crisis ha tenido un impacto muy grande en nuestra vida."

- Anna, 27 años, L'viv

" He nacido en una región de Rusia llamada República de Ingusetia, pero soy ucraniana y he vivido casi toda mi vida en Ucrania. He crecido con mi familia en Pdberize, un pueblo situado cerca de L'viv. Mis padres son campesinos. Me marché del pueblo cuando tenía 13 años y he terminado mi escolaridad en L'viv. A continuación he tenido la suerte de estudiar economía, después filosofía en la universidad y me ha gustado mucho estudiar la historia y la cultura de la sociedad.

 

"Esa inestabilidad no me hacía sentir bien"

Después de mis estudios he comenzado a trabajar en un centro social de L'viv para las familias, los jóvenes y los niños. He trabajado con familias que tenían problemas en su vida social. Yo las he acompañado en su situación difícil. He hecho este trabajo durante casi un año y después el centro ha sufrido una reestructuración y he tenido que marcharme. La gente que tenía más experiencia se ha quedado. He estado en el paro varios meses. Después he vuelto a trabajar, pero sin contrato. He tenido que ir por las casas encuestando a la gente en el marco de un proyecto de investigación. No tenía un sueldo fijo, sólo una cantidad que dependía del número de encuestas hechas. Tenía suerte en poder trabajar pero esta inestabilidad no era agradable. Durante algún tiempo he vivido en casa de mis padres, solamente porque era gratis. Después he compartido un piso con amigos. También he vivido dos años en Polonia y durante año y medio he hecho pequeños trabajos de vez en cuando.

Una organización por y para los jóvenes

"En ese momento que estaba en paro, fue cuando entré en contacto con la JOC. Conocí la JOC hace cinco o seis años, por medio de Raluca, que en aquel momento era responsable del trabajo de extensión en Europa del Este. La JOC me pareció una organización muy interesante, sobre todo porque existía “por y para los jóvenes” y ese tipo de organización no existe en Ucrania. Pregunté a mis amigos si les interesaba juntarse a este grupo. Algunos han dicho que si, pero otros querían simplemente que alguien hiciera el trabajo por ellos – no querían ser responsables. Cada uno de ellos se hacían preguntas a nivel práctico: “¿cual será el resultado?” o “¿esta organización puede ayudarme a encontrar trabajo?” Hay aun montón de organizaciones que hacen mucho por la gente, les dan algo, por eso la gente espera que nosotros también les demos algo.

Hemos lanzado una acción llamada “Jóvenes por el trabajo”. Hemos ido a buscar jóvenes en las oficinas de desempleo para hablarlos y comprender su realidad, así como para decirlos que no estaban solos. Hemos constatado que esos desempleados se encontraban al margen de la sociedad y se sentían mal porque estaban excluidos – sin contacto con la sociedad. Hemos elaborado una encuesta y les hemos entrevistado sobre su experiencia. Nos hemos reunido en el grupo para examinar nuestra realidad y aprender el método de trabajo de la JOC. Era un grupo de jóvenes con la misma experiencia. Eramos desempleados. Hemos compartido nuestras experiencias respectivas y haciendo esto nos hemos hecho más fuertes. Entonces nuestra intención ha sido hacer valer nuestros derechos, transmitir a otros nuestra fuerza y conocer el trabajo de la JOC.

Nuestro proyecto también era acompañar a los jóvenes en la búsqueda de empleo. Los hemos ayudado a redactar un CV, a buscar lugares dónde podían solicitar un empleo y los hemos dado información sobre las condiciones en ciertos lugares que ya conocíamos. Esto ha tenido un impacto a nivel personal y en el grupo. La mayoría teníamos el mismo sentimiento y esto nos ha cambiado – reforzando nuestro nivel de confianza y de conciencia de quien éramos. En el grupo muchos han encontrado trabajo. Hemos seguido en contacto porque era interesante continuar hablando de nuestras experiencias y también de nuestro nuevo empleo.

"La crisis ha tenido un impacto muy grande en nuestra vida"

Durante la crisis económica he encontrado trabajo en las montañas, a las afueras de L'viv. Era otro contrato temporal interesante, pero también era estresante e inestable. Mucha otra gente como yo se han ido de la ciudad para intentar encontrar un trabajo fuera. La crisis ha tenido un impacto muy grande en nuestra vida. Después de este periodo, he trabajado en Kyivstar que es considerado como uno de los mejores lugares para trabajar en L'viv. Trabajaba en una central telefónica. Al principio era difícil, contestaba casi 300 llamadas diarias, pero me he adaptado y pensaba que era una buena experiencia laboral.

6 meses después he decidido aceptar trabajar como liberada para ayudar a desarrollar la JOC en Ucrania. He comenzado este trabajo en abril de 2010. Ahora relanzamos el trabajo con los jóvenes parados. El impacto de la crisis económica ha sido que hay muchos jóvenes parados y como consecuencia de esto, muchos de nuestros contactos en el grupo base se han marchado de L'viv para buscar trabajo en otras ciudades. Por el momento vamos a centrarnos en las reuniones del grupo destinatario de jóvenes que tienen un empleo precario – para darlos esperanza, fuerza, así como el convencimiento que pueden cambiar su situación, que no están sólos y que las cosas cambiarán a través de ellos.

"Queremos que la gente adquiera un espíritu crítico"

En el periodo de 3 años, nuestra comprensión de la JOC se ha ampliado. Queremos continuar trabajando con el grupo destinatario porque queremos un cambio en nuestra sociedad. Queremos que la gente adquiera un espíritu crítico, que su dignidad sea respetada – que preserven esta dignidad de Ser Humano. Considero que la gente más interesante con quien trabajar en mi país son los jóvenes, por eso quiero trabajar con ellos. Las personas más mayores no están tan abiertas a la idea de cambiar la sociedad en la que viven.

Nuestro plan para el año que viene consiste en lanzar un proyecto con los jóvenes desempleados en los centros de empleo o a través de las agencias de trabajo temporal y a más largo plazo, montar una exposición para animar a los jóvenes trabajadores a compartir sus experiencias laborales y de vida de forma creativa. Empezaremos por hacer encuestas y recoger testimonios entre los jóvenes trabajadores que buscan trabajo. Se trata de un proceso similar al desarrollado en otros Movimientos jocistas de Europa con los trabajadores interinos y precarios. Queremos hacer participar a los jóvenes con el fin de ayudarlos a que se den cuenta de sus capacidades y para que no tengan miedo de hablar públicamente de su experiencia. Para mí, el mejor apoyo que recibo de la JOC es la sensación que me da de que no estoy sola. Me hace sentir bien saber que otros están haciendo lo mismo."

Para más información, no dudéis en contactar Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Share